Andar a ritmo saludable

Por ritmo saludable entendemos aquel que aporta beneficios a la salud de quien lo practica, partimos de la postura correcta para andar, con los codos en un ángulo de 90 grados, los puños cerrados sin hacer fuerza y acompañando a los pasos con un movimiento rítmico de los brazos.

El ritmo nos deberá permitir hablar sin dificultad mientras caminamos, provocando un ligero sudor. La velocidad mínima deberá ser de 5 km/h (12 minutos por kilómetro) o al menos 105 pasos por minuto.

Leave a Reply